SI NECESITA ALGÚN PRODUCTO QUE NO ENCUENTRA O FIGURA COMO AGOTADO, LLÁMENOS AL 628839073

El Cirsium arvense, comúnmente conocido como Cardo cundidor, Cardo triguero, Njivski osat, Cardo borriquero, Cardo estrellado, Flor de coral, es una especie perenne de la familia Asteraceae. Esta planta, nativa de Europa y Asia occidental, se ha extendido a otras regiones, convirtiéndose en una especie invasora en algunos lugares. A pesar de su reputación como maleza, el Cirsium arvense desempeña un papel importante en el ecosistema, especialmente como fuente de néctar para los polinizadores.


Descripción Botánica

El Cirsium arvense puede alcanzar hasta 1,5 metros de altura, presentando tallos erectos y ramosos que no poseen alas. Sus raíces son profundas y pueden extenderse horizontalmente, formando estolones que permiten a la planta propagarse eficientemente. Las hojas del cardo cundidor son lanceoladas a oblongas, con bordes enteros o divididos en lóbulos triangulares espinosos. Estas pueden ser glabras o presentar una fina capa de pelos semejante a una telaraña.

Las flores del Cirsium arvense son pequeñas y de color morado claro, agrupadas en capítulos de 1,5 a 3 cm de largo. Las brácteas involucrales son de un violeta oscuro y erectas, con las exteriores terminando en forma roma. La floración ocurre en verano, ofreciendo un espectáculo visual además de ser una fuente de alimento para insectos polinizadores.


Hábitat y Distribución

El cardo cundidor prefiere campos de labranza, pastos y tierras baldías, así como claros en bosques. Su capacidad para prosperar en una variedad de condiciones ambientales ha facilitado su distribución por toda Europa y su introducción en otros continentes, donde en algunos casos, se ha convertido en una plaga.


Propiedades y Usos

A pesar de ser considerado una maleza, el Cirsium arvense posee propiedades astringentes. Tradicionalmente, se ha utilizado la planta entera en baños externos para aliviar las hemorroides. Además, su presencia en los campos puede contribuir a la biodiversidad, ofreciendo hábitat y alimento a diversas especies de fauna.


Control y Manejo

El manejo del Cirsium arvense es complejo debido a su extenso sistema radicular y su capacidad de reproducción vegetativa. Las prácticas de control deben ser persistentes y pueden incluir métodos mecánicos, biológicos y químicos. Es importante destacar que cualquier estrategia de manejo debe considerar el impacto en el ecosistema circundante y evitar daños a las especies nativas.

El Cirsium arvense es una planta con una dualidad interesante: por un lado, es una especie invasora que puede causar problemas en los ecosistemas agrícolas y naturales; por otro, es una fuente vital de néctar para los polinizadores y puede tener usos medicinales. Su manejo requiere un enfoque equilibrado que considere tanto sus impactos negativos como su potencial positivo en la biodiversidad y la agricultura.

Jara pringosa
El Cistus ladanifer L., comúnmente conocido como jara pringosa, Labando, Jara del ládano, Jara pegajosa es una especie botánica que pertenece a la fam...